viernes, 12 de febrero de 2016

El amor es una mierda


Esto de San Valentín termina por confundirnos a todos. Nos creemos lo que cuenta la publicidad.  Todo lleno de corazones rojos por doquier. La Lotería Nacional hace un sorteo especial y vende los décimos en unas carteritas llenas de I love You, que debe ser la frase más idiota y repetida que existe. Y algunas nos hacemos regalos a nosotras mismas. Un bolígrafo rojo, por ejemplo. Una idiotez supina. Una auténtica estupidez. Pero no queremos quedarnos atrás. Toda esta avalancha roja nos abruma. En los institutos se reparten cartas de amor, de supuesto amor y siempre hay quien se queda sin carta y esto le supone el desastre. 
Mi opinión es ahora que esto es un absoluto despropósito. El amor es una mierda. La mayoría de las veces te conformas con lo que hay sin que sea verdadero amor. Interés, estabilidad, a saber de qué hablamos cuando hablamos de amor. Ni siquiera de sexo. Otro montón de veces, se pierde o se estropea. En algunas ocasiones, desaparece por mil motivos. Y hay algún caso en que nunca, nunca, logras conseguir lo que amas. 
El amor es una mierda y no pienso hacerle caso nunca más a este Santo que no sé siquiera quién es, ni qué pinta en esto, ni me importa. Un auténtico intruso de la felicidad que voy a echar de mi vida de inmediato. El calendario no tendrá significado para mí el catorce de febrero. Se ponga la cosa como se ponga. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario