domingo, 28 de febrero de 2016

"Madre e hija" de Jenn Díaz


La Editorial  Planeta a través de Destino ha publicado en castellano la última novela de Jenn Díaz, antes publicada en catalán. "Madre e hija" tiene un argumento absorbente. Cuatro mujeres, la madre, las hijas y la tía, conviven en un  hogar familiar en el que falta el único hombre que había, el esposo, padre y hermano, Ángel. Jenn Díaz se introduce en el mundo femenino a través de la ausencia del hombre. Cuando el hombre falta, la casa se cimbrea. Su inestable equilibrio en el que estaban las disputas entre la cuñada soltera y la cuñada casada se pone en evidencia. Los sentimientos y las emociones aparecen con la frescura de un paisaje que nos resulta conocido. La sentimentalidad femenina como gran espacio común que se escribe una y otra vez. 

Dolores y Gloria. Ángela y Natalia. Ángel, el hombre. Y antes de eso, dos citas, una de Mercé Rodoreda "Querido, estas cosas son la vida" y otra de Ingmar Bergman "Una madre y una hija. Qué combinación absurda de sentimientos, confusión y destrucción. No lo entenderé nunca".

Jenn Díaz (Barcelona, 1988) es una voz ya consolidada en la literatura a pesar de su juventud. Admira a Carmen Martín Gaite, Ana María Matute y Natalia Ginzburg y publicó su primera obra en 2011, "Belfondo". Habla de sentimientos pero no usa el tono intimista que podría atribuirse a la literatura en clave femenina, más bien lo hace con naturalidad, sin darle demasiada importancia, sin querer convertir en sufrimiento lo que son las claves de la vida cotidiana. Su vocación de escritora fue desde siempre el motivo de su vida y así persiguió su objetivo y así lleva ya cinco novelas, la última de ellas esta "Madre e hija" que está llena de resonancias que nos resultan familiares y que nos hacen pensar en nosotras mismas. Al fin, las madres y las hijas estamos condenadas a entendernos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario